martes, 30 de noviembre de 2010

Galácticos "Normales" (Roberto Ferreras, LA CRÓNICA DE LEÓN 30/11/10)

No hay deporte que no tenga sus ‘famosos’. Cuando la fama se mezcla con admiración, se pasa a ser ídolo. Cada deporte tiene los suyos y en el 90% de los casos (fútbol, F1, baloncesto) ello se traduce en distanciamiento hacia el aficionado. Lo apreciamos cuando un Messi o Cristiano sube a su autobús sin mirar la cara de los fans que gritan sus nombres tras unas vallas que, además de separar físicamente, separan lo divino de lo humano.Un sábado de noviembre de 1994 entendí la diferencia entre otros deportes y el atletismo. Sonó el teléfono (fijo por supuesto) y mi entrenador Ángel Josa me dijo: “Rober, prepara la mochila que en 10 minutos estoy ahí. Vamos a adelantar los miles de mañana y vas a tener un premio”. Al adentrarnos en el pinar del Rabizo vi mi premio: entrenar con Alejandro Gómez, José Manuel García y Martín Fiz. Como ofrecerle a un niño futbolero dar unos toques con Messi o Cristiano.Gracias a su cercanía fue fácil conectar con ellos, en especial con Fiz que se interesó por mis ridículos objetivos. Reconozco que me avergoncé al preguntarle por los suyos. Sabía que preparaba el Mundial de maratón de Goteborgque ganaría en agosto. Sólo pude calentar con ellos 3 km. Íbamos ya a 3:35 el km y José Manuel, en tono amigable pero poco pamplinero, giró su cabeza y me espetó: “Chaval da la vuelta que estás en un calentamiento”. Bastó un rato de conversación y tres km con tres de los mejores fondistas del mundo para enganchar al deporte de por vida a un atolondrado chaval de 17 años.El 3 de diciembre el CAR La Robla celebrará su cena. Será un acto familiar. Los protagonistas serán nuestros niños y jóvenes, muchos recién iniciados. Compartirán mesa, anécdotas e impresiones con Sergio Sánchez, quien a pesar de su apretada agenda le ha faltado tiempo para sacar un hueco y estar con los más pequeños en el lugar donde no hace tanto estaba él. Para muchos chavales la cena supondrá lo mismo que para mí aquellos tres km del 94. A varios les enganchará definitivamente y todos lo recordarán para siempre.Los tiempos cambian. Y las caras de los deportistas famosos, pero me alegra ver que en el atletismo de elite lo siguen formando ídolos, quese comportan como gente normal y contribuyen a que el atletismo “siga siendo el rey”. No todos los deportes pueden decir lo mismo. Siempre hubo clases.

3 comentarios:

hernando dijo...

Tengo la inmensa suerte de haber compartido mesa y mantel con los tres "ASTROS" y conversación durante, lo que para mí era un banquete, y no por la comida precisamente. Digo la inmensa suerte porque tanto Fiz, como José Manuel como Sergio, me han demostrado la grandeza que poseen como personas y la gran sencillez con que tratan las cosas de la vida y la gran disposición que muestran con todo el mundo.¿ Es comparable el mundo del futbol con el del atletismo?, sinceramente creo que no. Cristiano Ronaldo es al fútbol lo que José Manuel García o Martín Fiz son al atletismo y Sergio (estoy convencido) llegará a serlo. Pero para mí hay una gran diferencia entre los dos deportes, y no es otra que el dinero que se gana en uno y el que se gana en otro. ¿Nuestros tres ídolos serían igual en el futbol o ganando 1.500 millones de las antiguas pesetas por temporada? probablemente sí, pero nunca lo sabremos. Está claro que el atletismo por toda su idiosincrasia es más terrenal que el futbol, y eso se nota en todos los niveles de competición. En el atletismo popular, por poner el ejemplo que mas conozco, la gente es capaz de darlo todo a cambio de nada. Sólo hay que ver una carrera donde a partir del 5 tío nadie lucha por el pódium, pero sin embargo todos damos el máximo de nosotros en busca de nuestro propio objetivo, y todos sabemos que los hay de lo más variopinto, y como dice Cesar F. Buitrón, que le pregunten a la gente al entrar en meta quién ha ganado. Pocos lo saben, el objetivo es alcanzar la meta dentro del tiempo que cada uno se había propuesto en la salida.
Por la experiencia que tengo, en el futbol eso no pasa ni de lejos, y para explicarlo con una anécdota os cuento...hace un par de años vino el Castilla (filial de R. Madrid) a jugar un torneo de verano a Santa María del Páramo. Mi hijo pequeño andaba como loco por conseguir un autógrafo de los jugadores ( él y yo somos del Madrid, pero yo no conocía a ninguno). Al acabar el partido el niño me solicitó ayuda para conseguir algún autógrafo de esos ídolos en ciernes, ¡qué pena me dio!, los muy "ENORMES" pasaban de mí y del chiquillo olímpicamente, como si fueran autenticas figuras. Julen Lopetigui era su entrenador, intenté amablemente que me diera una "firmita", para el niño. Aún recuerdo la mirada de desprecio que me dedicó al dármela. Por cierto, ¿alguien se acuerda si Lopetegui fue el portero del siglo en algún equipo?, como jugador creo que ha habido miles mejores que él, como entrenador ¿alguien sabe si ha tenido algún éxito notable? soy aficionado al fútbol y no recuerdo que haya salido elegido entrenador del año ninguna temporada. Alguna vez me pregunto si estamos fabricando ídolos de barro, en el futbol seguro...en el atletismo, me gustaría que fuésemos de otra pasta.....

hernando dijo...

Tengo la inmensa suerte de haber compartido mesa y mantel con los tres "ASTROS" y conversación durante, lo que para mí era un banquete, y no por la comida precisamente. Digo la inmensa suerte porque tanto Fiz, como José Manuel como Sergio, me han demostrado la grandeza que poseen como personas y la gran sencillez con que tratan las cosas de la vida y la gran disposición que muestran con todo el mundo.¿ Es comparable el mundo del futbol con el del atletismo?, sinceramente creo que no. Cristiano Ronaldo es al fútbol lo que José Manuel García o Martín Fiz son al atletismo y Sergio (estoy convencido) llegará a serlo. Pero para mí hay una gran diferencia entre los dos deportes, y no es otra que el dinero que se gana en uno y el que se gana en otro. ¿Nuestros tres ídolos serían igual en el futbol o ganando 1.500 millones de las antiguas pesetas por temporada? probablemente sí, pero nunca lo sabremos. Está claro que el atletismo por toda su idiosincrasia es más terrenal que el futbol, y eso se nota en todos los niveles de competición. En el atletismo popular, por poner el ejemplo que mas conozco, la gente es capaz de darlo todo a cambio de nada. Sólo hay que ver una carrera donde a partir del 5 tío nadie lucha por el pódium, pero sin embargo todos damos el máximo de nosotros en busca de nuestro propio objetivo, y todos sabemos que los hay de lo más variopinto, y como dice Cesar F. Buitrón, que le pregunten a la gente al entrar en meta quién ha ganado. Pocos lo saben, el objetivo es alcanzar la meta dentro del tiempo que cada uno se había propuesto en la salida. continuará...

hernando dijo...

Por la experiencia que tengo, en el futbol eso no pasa ni de lejos, y para explicarlo con una anécdota os cuento...hace un par de años vino el Castilla (filial de R. Madrid) a jugar un torneo de verano a Santa María del Páramo. Mi hijo pequeño andaba como loco por conseguir un autógrafo de los jugadores ( él y yo somos del Madrid, pero yo no conocía a ninguno). Al acabar el partido el niño me solicitó ayuda para conseguir algún autógrafo de esos ídolos en ciernes, ¡qué pena me dio!, los muy "ENORMES" pasaban de mí y del chiquillo olímpicamente, como si fueran autenticas figuras. Julen Lopetigui era su entrenador, intenté amablemente que me diera una "firmita", para el niño. Aún recuerdo la mirada de desprecio que me dedicó al dármela. Por cierto, ¿alguien se acuerda si Lopetegui fue el portero del siglo en algún equipo?, como jugador creo que ha habido miles mejores que él, como entrenador ¿alguien sabe si ha tenido algún éxito notable? soy aficionado al fútbol y no recuerdo que haya salido elegido entrenador del año ninguna temporada. Alguna vez me pregunto si estamos fabricando ídolos de barro, en el futbol seguro...en el atletismo, me gustaría que fuésemos de otra pasta.....