martes, 15 de septiembre de 2009

Vuelvo a sonreir

Después de días tediosos de mal humor al principio y de resignación después, empiezan a aparecer los primeros rayos de sol, y es que nunca las cosas son tan malas como parecen, simplemente hay que tener paciencia y dejar los hechos sucederse.
Mi pie evoluciona muy bien, ayer me lo miró la doctora y el miércoles me quitan los puntos y me dan el alta. Lo puedo apoyar casi con total normalidad, así que supongo que a finales de semana podré correr, no se en que condiciones , pero algo es algo, y ese algo ya es mucho para mi.
La media maratón de Valladolid no la descarto del todo, pero de poder correrla lo que si tengo claro es que será a modo de entrenamiento, disputar una media maratón a tope se me antoja un suicidio para mi pie. Todo esto son conjeturas, ya veremos al final lo que ocurre.
Otro motivo para sonreír y ser feliz es que ayer Luis Ángel, me envió un correo en el que me ofrecía la posivilidad de unirme al club de atletismo Peñacorada-Petrabor, la verdad es que no me lo pensé ni un segundo, me hace gran ilusión que se acordasen de mi, y bueno, unirme a un grupo de gente con el que compartir mi gran pasión me agrada y mucho.
Por supuesto os mantendré informados de las próximas horas en las que me temo se avecinan grandes sensaciones, eso si, espero que también buenas.