jueves, 15 de diciembre de 2011

En busca de la felicidad

Dedicado a tod@s vosotr@s que sois ejemplo a seguir sin pretenderlo
Hay cosas en esta vida que puedes escoger y hay otras que simplemente te son impuestas. Se tiende a pensar que la felicidad del individuo generalmente es algo aleatorio, queremos creer que un 25 de Diciembre nos levantamos y debajo del árbol de Navidad  encontramos un sobre en cuyo interior hay un cupón que pone: "Vale por 1 año de felicidad". Perdemos parte de nuestra vida sentados en un frío banco de cualquier estación esperando al tren adecuado y ese tren quizás no pase por esa estación o en el horario que nosotros creemos.
Las oportunidades no llegan, o pasan tan rápido que ni las vemos cuando están delante de nuestras narices, por eso ser feliz, o sentirse afortunado es una cuestión de actitud más que de suerte. Mañana cuando salgas a la calle sonríe aunque creas que no tengas motivos porque te aseguro que SI que los tienes. Una actitud positiva es la materia con la que se crea las oportunidades de ser feliz, en cambio el sentirse desdichado, desgraciado, el mostrar lo peor de nosotros solo conseguirá cerrarnos puertas, mostrar una imagen al mundo que no nos identifica. 
Conseguir las cosas, incluso las que nos parecen a simple vista "imposibles", es tan sencillo como creer en nosotros mismos, ser pacientes y estar alerta para subirnos a ese tren a la hora que sea y cuando sea.
Las excusas típicas; "no puedo", "es mucho para mi", "quizás mañana"... Piensa siempre AQUÍ Y AHORA es el lugar y el momento para darnos la oportunidad de ser felices. 
Perdonadme por haberme permitido el lujo de daros esta serie de consejos, no se más de la vida que nadie de vosotros, no tengo estudios y ni siquiera me considero más inteligente que cualquier persona con la que me pueda cruzar en mi camino cualquier día de diario, pero se que estoy en lo cierto porque hablo desde la experiencia, mi experiencia.
La vida es lo que pensamos, lo que decimos, lo que sentimos, entonces pues, la vida es lo queramos que sea. Nuestras reacciones ante lo que nos sucede a diario determinan nuestro futuro inmediato y como diría Winston Churchill, "Somos dueños de nuestro destino, somos capitanes de nuestra alma".
Se que muchos de vosotros habéis empezado esta entrada esperando leer algo sobre atletismo o sobre alguna carrera u objetivo personal, y aunque tengo muchas cosas que contar sobre ello, hoy me apetecía simplemente mostraros un poquito de mi interior.
Gracias por leerme amig@s, abrazos y besos.