martes, 25 de agosto de 2009

Buen fin de semana


No solo de entrenamientos vive el runner, y después de un par de semanas sin competición este fin de semana pude resarcirme ya que el sábado en Llamas de la Ribera, y el domingo en Altobar de la encomienda saqué buenos resultados y lo que es mejor aún, muy buenas sensaciones. Vamos por partes.
El sábado me acerqué hasta la leonesa localidad de Llamas de la Ribera, en una tarde totalmente veraniega con un calor sofocante, y cual fue mi sorpresa al contemplar el gran ambiente que había, había oído cosas muy buenas de esta carrera pero por lo visto no era el único, gran participación en todas las caregorías y muy diversos orígenes, desde madrileñ@s, asturian@s, galleg@s y de distintas provincias castellano y leonesas.
Cuando llegué estaba a punto de comenzar la prueba absoluta femenina, y justo me dio tiempo de saludar a Tecolinha, y a continuación ver correr a su hija Julieta, que desde luego lo hizo muy muy bien.
El recorrido se trataba de un circuito en el que según la categoría de la prueba variaba el número de vueltas, en concreto en el absoluto masculino dimos 6 vueltas para un total de 3840 metros. No estoy acostumbrado a estas distancias tan cortas, y después de algún fiasco que otro, me concentré en salir a un ritmo asequible para mis posibilidades, y así servirme la carrera como un entrenamiento rápido.
Se da la salida y los favoritos salen como motos, no me dejo llevar por el ímpetu y salgo a un ritmo un poco más rápido de lo previsto pero llevadero. Las vueltas se suceden rápidamente y ya en la última me doblan los dos corredores que posteriormente se jugarían la prueba en un bonito sprint.
Cruzo la linea de meta con un tiempo en mi reloj de 13'12'', o lo que es lo mismo a un ritmo medio de 3'26''/km, con lo que terminé la carrera en una 25ª posición, 14º de mi categoría de un total de 58 participantes.
Ya el domingo la alarma me desperto a las 7:50 horas, he de reconocer que dudé un poco entre levantarme o dejarme llevar por la comodidad, pero no podía fllarme a mi mismo, asi que y despues de decidir no hacer levantarse al resto de la familia, desayune y partí hacia Altobar de la Encomienda, muy cerquita de Benavente, una hora de viaje hasta repetir carrera como hace un año.
Nada más llegar me alegra ver a mis amigos Saturnino y esposa y a Sonia, miro a la derecha y tambien veo a Tecolinha y a Pedrín, sin olvidarme de Luis Angel. Como me gusta llegar a un sitio desconocido y encontrarme con buenos amigos, te hace sentir como en tu casa.
Después de aclarar que las mujeres correrían primero y los hombres después (cosa que no entiendo ni comparto) y en compañía de Saturnino y mujer, vimos la carrera femenina en donde y como sucedía en Losada, contábamos con la presencia de Ana Isabel Alonso (plusmarquista española de maratón) que finalmente finalizaría la prueba en 3ª posición. poco después terminaría Tecolinha y sufriendo un poquito más Sonia, que no tubo el día.
Sobre las 11:40 se dio la salida a la prueba masculina, también con ilustres nombres como favoritos. Mi táctica era la misma que la del día anterior, solamente consistiría en soltar un poquito el acelerador ya que la distancia pasaba a ser de aproximadamente 8.5 kilómetros en un circuito de 3 vueltas.
Yo a mi ritmo en un principio me adelanto mucha gente, pero entre el calor y el circuito no era precisamente llano sabía que lo pagaría, y así fue, ya finalizando la primera vuelta comencé a adelantar en la ascensión más dura que tenía a corredores, poco a poco iba avanzando posiciones y me sentía muy bien, en la última vuelta debí notar la carrera del dí anterior y me fatigué un poco pero regulé bien pude mantener el ritmo sin problemas hasta la meta. Finalicé los aproximadamente 8.5 kilómetros en 32'31'' (3'50''/km) en la posición 14ª, 8º en mi categoría de 86 participantes.
Resumiendo puedo decir que estoy contento, los entrenamientos van haciendome progresar como corredor y me veo más cerquita de mi próximo objetivo, pero como todos sabemos esto no es una ciencia matemática y siempre puede pasar cualquier imprevisto... Pero de todas formas tengo que ser optimista, los resultados y las sensaciones no pueden ser mejores.
Saludos y nos vemos por los caminos.

jueves, 6 de agosto de 2009

Ya estamos en Agosto

Para los despistados que aun no lo sepan, ya estamos en Agosto, el calor y la breve pero continua disminución de los días lo delatan, la gente disfruta de las piscinas y zonas de recreo con las típicas meriendas, las terrazas se llenan al atardecer... y mientras yo apurando los entrenos y sudando la gota gorda, trabajo, familia y entrenamientos ocupan mi agenda día tras día, y os aseguro que no la cambiaba. Irremediablemente estoy enganchado a esto del atletismo, de afición a pasado a ser una manera de vida, y es que todo gira en torno a ello, siempre compaginandolo como no puede ser de otra manera con las demás obligaciones.
Es un deporte sufrido, donde las recompensas al principio llegan rápido, te conformas con finalizar carreras, más tarde con no llegar de los últimos, y según prosperas en tus avances, la cosa se va poniendo complicada, los saltos de calidad cada vez son más pequeños y cuestan más sacrificio, pero quizás es eso lo que me fascina de este deporte, hasta alcanzar nuestro límite, la lucha es una guerra contra uno mismo, tanto en las carreras como en los entrenamientos se trata más de superarse a uno mismo, más que en superar a otros atletas, y solo con sacrificio y dedicación ves las mejoras, si entrenas bien mejoras, es así de sencillo, no hay ni trampa ni cartón, el factor suerte juega un papel insignificante, en este deporte no hay milagros, no hay árbitros que te ayuden ni penaltis injustos, no hay jueces comprados ni gaitas así. Como dice un famoso lema anglosajón; NO PAIN, NO GAIN, osea que sin sufrimiento no ha gloria, y esta gloria no tiene por que ser ganar carreras, cosa que en mi caso es ciencia ficción, pero esa ansiada gloria nos llega en este bendito deporte de muchas formas, como por ejemplo mejorar un tiempo en una determinada distancia o después de una dura sesión de entrenamiento, la satisfacción de un trabajo bien hecho.
Un ejemplo y álguien a quien imitar es mi primo Sergio Sánchez, reciente subcampeón de España y futuro mundialista en la distancia de 5000 metros en Berlín, os puedo asegurar que encarna a la perfección todo el espíritu del atletismo, nadie le ha regalado nada en absoluto, desde bien pequeño destacó en esto de correr, pero gracias a base de trabajo y de esfuerzo, está claro que para llegar a esas alturas tienes que tener más que dedicación, tienes que ser agraciado con un físico y unas cualidades especiales, pero si no juntamos ambas no se consigue nada. Sergio sabe lo que es sufrir, lo que es estar arriba y lo que es estar abajo, y nunca nunca ha arrojado la toalla, al contrario, siempre optimista y luchador es ahora cuando esta consiguiendo ser respetado y reconocido, y todo a base de mucho esfuerzo y horas gastando zapatillas.
Respecto a mi, y cambiando de tema, los entrenamientos empiezan a cambiar para pasar a ser ahora mas voluminosos en cuanto a kilómetros, después de un duro mes de Julio donde el trabajo se centró más en ganar fuerza y velocidad, ahora le toca el turno al fondo, y es ahora cuando empiezo a disfrutar, y cuando se empiezan a ver resultados, pero no me engaño, todavía es pronto, me queda mes y medio hasta la gran cita del 20 de Septiembre, y por lo tanto mes y medio de entrenamientos.
A modo de entrenamiento de calidad, este sábado correré los 10 kilómetros de Losada (León), una prestigiosa prueba de la zona, será a las 20:00 horas y espero que sea una buena prueba para empezar a ver el resultado de mis sufridas series.
Me despido no sin antes desearte suerte Sergio, pero sobre todo que lo disfrutes, es un buen premio a tu trabajo.
Saludos y nos vemos en el asfalto.