lunes, 29 de junio de 2009

III 10 Kilómetros Torrelavega


Sin pena ni gloria, así podría calificar la carrera diputada este sábado en la preciosa localidad cántabra de Torrelavega, y la verdad es que no pude hacer nada más, después de dar el 110% en una competición, me debería sentir satisfecho, y en el aspecto competitivo así es, no tanto en el resultado final, el tiempo final fue unos meritorios 40'51'' (aquí clasificación), este resultado pudo ser mejor, y en mi mente partía para tierras cántabras con la intención de bajar de los 40', pero no quiero justificarme con excusas baratas, si bien es cierto que la temperatura a la hora de la prueba rondaba los 28º centígrados y sobre todo y como factor más importante, la humedad era altísima, ya en el calentamiento previo la camiseta estaba empapada después de un poco de rodaje y algún amago de sprint. Pero repito, no quiero poner excusas, ya os comente que mi forma física no estaba para tirar cohetes, y puedo estar contento con el resultado ya que lo dí todo (y más).
La carrera tubo poca historia, salida más o menos rápida y tras una breve vuelta y nuevo paso por la línea de salida, el circuito daba un rodeo por la ronda interior a Torrelavega y llegada al punto de partida. Salí con un buen ritmo, quizás excesivamente alto, y la carrera fue hasta la meta una guerra cuerpo a cuerpo para tratar de mantener ese ritmo, pero competía con rivales muy poderosos, aparte del calor y humedad, resultó un circuito exigente con continuos sube y bajas (ver gráfico de perfil).











Iban cayendo los kilómetros y ya fue en el 6 donde me di cuenta de que bajar de 40 minutos se antojaba algo imposible, mis piernas ya empezaban a estar pesadas y mis pulsaciones demasiado altas, tenía síntomas patentes de deshidratación y mi objetivo era mantener ese ritmo y terminar con un buen tiempo sin más. Llegados a ya al km. 7, hicimos un grupito de unas 6 o 7 persona y ya se comentaba la dureza de la carrera, que si la hora no era la apropiada, que si el perfil... esto no me estaba dando ánimos precisamente, mi ritmo seguía siendo bueno pero era a base de sufrir de lo lindo, por mi mente aparecía la palabra abandono pero simplemente seguía, intentaba centrarme en la carrera y que pasaran los metros. El final se hizo muy duro, y tras una larga y continua pendiente giro a la derecha y último kilómetro, varios giros, acelero el ritmo, adelanto a varios componentes del grupo y entro en linea de meta mareado y exhausto, yo creo que en peores condiciones que en ninguna otra carrera, me apoyo en una valla y noto unas ganas terribles de vomitar, estaba tremendamente castigado por el esfuerzo, paseo un poco y poco a poco vuelvo a la calma, tras unos breves estiramientos y bebiendo o que caía en mis manos más o menos me recuperé.
Desde aquí le doy un 11 a la organización, más que un 10 se merecen un 11, la prueba era gratuita, ni un solo euro de inscripción, y os aseguro que no faltó detalle, la atención al atleta perfecta, circuito perfectamente señalizado, cortes perfectos de tráfico, muchísimos voluntarios y en resumen super recomendable, por no hablar de la preciosidad de Torrelavega, con unas gentes siempre amables y educadas.
Ya el domingo y aprovechando que Claudia se quedó con sus abuelos, nos acercamos hasta Santander para pasar una jornada de playa, y si Torrelavega es bonito, Santander es precioso, una maravilla. Mañanita de sol y turismo y después de comer para casita y a recuperar.
Os dejo con el vídeo de mi llegada a meta, para que os hagáis una idea de la dureza de la carrera, fijaros en las caras de los atletas que entran después de mi... sin palabras, y tambien unas fotos del fin de semana
Saludos y nos vemos por los caminos

video